Fijo: (57) (7) 801 0930 - Celular: 311 553 1378 contactenos@pitagorastutores.com

Cada día, cada minuto, en cada instante estamos viendo, experimentando y visualizando dramáticos cambios tecnológicos, resultado de una constante necesidad de mejora y simplificación de procesos productivos, del ahorro y escasez de recursos y posiblemente de la búsqueda de una mayor eficiencia y efectividad, así como del uso racional de ellos.

En el sistema educativo, la enseñanza de las matemáticas y las ciencias suelen ser de lejos, la más odiada. En la mayoría de los casos, porque se están enseñando muy mal.

Es necesario que desde la educación inicial, se transmita una idea positiva de las ciencias y las matemáticas y para ello es urgente cambiar la manera en la que se les presentan a los niños y adolescentes, acercándoselas desde las aulas y los ambientes escolares a las situaciones cotidianas.

La ciencia nos ha ayudado a distinguirnos de las otras especies en nuestro planeta, nos ha ayudado a encontrar curas contra las enfermedades, es la que hace que algunos países sean poderosos, es la que permite ganar dinero con aplicaciones tecnológicas derivadas del desarrollo científico, etc. La ciencia nos permite conocernos, la que explica qué es la vida, cómo funciona nuestro cerebro y el resto de nuestro organismo.

Por otra parte, las matemáticas sirven como patrones para guiar la vida de todos, un estilo de enfrentarnos a la realidad de lo lógico y coherente, la búsqueda de la exactitud de los resultados, quizás a través de una comprensión clara de la utilización de símbolos, la capacidad de abstracción, el razonamiento y la percepción de creatividad, en la formación de valores en los niños, jóvenes y adultos, determinando sus actitudes y sus conductas.

La importancia de las matemáticas y la ciencia existe porque día a día nos encontramos frente a ellas, sin ellas no podríamos hacer la mayoría de nuestras rutinas. Necesitamos las matemáticas y el conocimiento de la ciencia constantemente: en la escuela, en la oficina, cuando nos enamoramos, cuando vamos a preparar un plato, cuando planificamos un viaje o las compras, etc.

Hoy en día, incluso sin darnos cuenta, el mundo se mueve aplicando la ciencia y la matemática. Todo esto crea una disposición consciente y favorable para emprender acciones que conducen a la solución de los problemas a la que nos enfrentamos cada día.

 

Pitágoras Tutores